Ocho claves para elaborar el mejor Plan I+D+i en nuestra empresa

Conecta con nosotros

La inversión en investigación, desarrollo e innovación en la empresa es un factor cada vez más importante para incrementar la productividad, abrir nuevos horizontes en el mercado y mejorar la reputación de la compañía. Y, en este contexto, se hace fundamental llevar a cabo un Plan Estratégico de I+D+i (PIDI) que abarque nuestra estrategia y guíe nuestra actuación en este ámbito sin malgastar tiempo.

En Emergya llevamos años apostando por I+D+i y trabajamos constantemente para posicionarnos a la vanguardia de modelos de negocio disruptivos y de las nuevas tecnologías relacionadas con IoT, Inteligencia Artificial, Big Data, Machine Learning, Edge Computing y Smart Cities.

Los primeros pasos en la creación del Plan de I+D+i para cualquier empresa ayuda a asentar las bases fundamentales, aunque el proceso resulte complejo en su inicio.

Gran parte de los fracasos en innovación y desarrollo derivan de una visión parcial, excesivamente centrada en el proceso de innovar, que olvida el resto de elementos necesarios.

“La obtención de beneficios en I+D+i no se produce de manera inmediata y el retorno de la inversión suele ser un campo marcado por la incertidumbre”

Manuel Giménez, responsable de I+D+i en Emergya

Cómo hacer un Plan de I+D+i

Se hace imprescindible establecer los objetivos, el alcance y la captación y la estructuración de ideas, por lo que debemos tener en cuenta ciertas recomendaciones básicas o claves para lograr un PIDI útil desde el inicio: 

1. Establece las fortalezas y debilidades de la compañía desde un punto de vista crítico. El análisis DAFO es un buen aliado. Al mismo tiempo, determina una estrategia clara que direccione, conceptualice y alinee la I+D+i a los retos y negocio de la empresa. Para ello, puedes llevar a cabo un análisis CAME.

2. Usa herramientas que faciliten la obtención de toda la información anterior y la implementación de la estrategia. En este caso, es fundamental implementar el funnel de innovación,  llevar a cabo un Plan de Comunicación, así como realizar un análisis interno y externo de la compañía que nos sirva para contextualizar su situación.

3. Vigila constantemente el sector y explora las tendencias tecnológicas y el sector, presentando propuestas, creando áreas de conocimiento y technical trends owners, identificando nuevas oportunidades, anticipándote a los cambios e investigando la competencia.

4. Crea nuevos modelos y categorías de negocio, productos y servicios de I+D+i, busca sinergias entre ellos e intégralos en la gestión general de la empresa. Es importante abrir la compañía a nuevos horizontes, más allá de la zona de confort. Puedes partir del modelo Canvas.

5. Define roadmaps e implica a todos los departamentos de la empresa usando herramientas que faciliten la comunicación y la colaboración, como Asana o Trello, o realizando workshops, campañas internas para captación de ideas o grupos de trabajo, entre otras acciones. Difunde la política de I+D+i a todas las personas de la organización. 

6. Utiliza metodologías ágiles. Estima las probabilidades de éxito y establece indicadores de seguimiento y eficacia del PIDI. Justifica y documenta cada proyecto.

7. Enmarca la compañía en un modelo de innovación abierta en contacto con el tejido I+D. Identifica posibles colaboraciones y alianzas con el mundo académico y otras empresas innovadoras o de investigación, buscando stakeholders internos y externos.

8. Analiza el sistema financiero y busca ayudas para viabilidad económica de las políticas de I+D+i de la empresa. Puedes consultar el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2017-2020.

Para conocer en profundidad todo lo que hacemos, no te pierdas los proyectos de I+D+i en Emergya.

¿Tienes algún proyecto innovador en mente y no sabes cómo llevarlo a cabo? Escríbenos o llámanos, y te ayudaremos a hacerlo realidad
base pixel px
Convert
Enter PX px
or
Enter EM em
Result